Search
  • Silvia Pinzón

LA NATURALEZA FAVORECE LOS ESPACIOS QUE HABITAMOS.



“El contacto con el medio ambiente natural es fundamental para el desarrollo psicosocial humano, suponiendo, además, que esta relación tiene la misma importancia que el poder entablar relaciones sociales con otros individuos.”

Edward Wilson


Gracias al instinto de preservación, los seres vivos siempre están buscando, de manera instintiva, una relación positiva con su entorno,

con el fin de sentirse seguros y confortables. Es por esta misma razón que los ambientes amplios y claros, donde exista una interacción entre el usuario y cualquier elemento natural, son preferidos por las personas, antes que lugares oscuros, con poca ventilación e iluminación.


La biofilia es una teoría desarrollada por el biólogo estadounidense Edward Wilson, en el año de 1984, donde explica que


los seres humanos tienen una necesidad innata de establecer una relación con la naturaleza,

ya que estos elementos generan bienestar, no sólo a nivel físico sino mental.


Al relacionar el concepto de biofilia con la arquitectura se puede entender más acerca de la neuroarquitectura, ya que a través de múltiples estudios que buscan entender el comportamiento del sistema nervioso, se ha demostrado que el espacio tiene efecto sobre el cerebro humano, afectando la interrelación con otros individuos e incluso consigo mismos.


Sin embargo, hoy en día, el estilo de vida moderno crea una necesidad casi obligatoria en las personas para recluirse en las ciudades, haciendo que el 90% del tiempo pasen en lugares cerrados. Esto empeora la relación entre el hombre y su entorno natural, ya se necesita más espacio con el fin de que la población siga aumentando; logrando que la naturaleza vaya desapareciendo.


Además de esto, el panorama global de las oficinas indica que el 47% de estas no poseen luz natural y el 58% no cuentan con plantas naturales. Es así que los trabajadores que si logran estar en oficinas con vegetación, ventilación e iluminación natural, son un 15% más creativos y un 6% más productivos. Por esta razón está en tendencia diseñar espacios de trabajo y vivienda en donde se le de más protagonismo a estos elementos.


La Academia de Neurociencia para la Arquitectura (ANFA), establece que existen tres puntos clave que deben ser tomados en cuenta a la hora de crear un espacio apto para el bienestar de los usuarios: la continuidad espacio - tiempo, la percepción espacial y la iluminación; estableciendo que este último punto es determinante para la elección de lugares de trabajo y vivienda.


Por estas razones no es desacertado decir que


existe una afinidad muy fuerte entre los seres humanos y la naturaleza, la cual se ve reflejada en simples actividades cotidianas como dar paseos por el parque, tomar aire fresco y recibir los rayos del sol.

Estas actividades tienen un factor común y es alejarse del caos urbano, debido a que poco a poco esta rutina va desmejorando la salud integral de cualquier persona.


En un mundo donde ahora es muy común reemplazar a la naturaleza con obras y actividades humanas, se debe buscar la forma de relacionar a los elementos naturales con el humano, ya que esto resulta necesario y apremiante.


Es por esto que la neuroarquitectura busca reforzar esta reconexión, al incluir lo natural en los nuevos proyectos de construcción y diseño arquitectónico.

En Side FX Arquitectura estamos siempre buscando las últimas tendencias en el mercado para implementar en nuestros proyectos. Nos enfocamos en que nuestros diseños no solamente luzcan bien, sino que a su vez ayuden y aporten a nuestra sociedad de una manera positiva, es por eso que uno de los enfoques que tenemos en Side FX Arquitectura es el uso de la #neuroarquitectura.

¡Contáctanos! Y saca lo más positivo a tus espacios.

13 views0 comments

Recent Posts

See All